En la Biblioteca de la viña y del vino tuvo un encuentro entre los enólogos españoles y jóvenes enólogos georgianos, donde Curro y Jesús hablaron de sus experiencias. También notaron que la industria del vino en Georgia debe recorrer el mismo camino que España hace cuarenta años y que a diferencia de España, Georgia debería cometer menos errores en este proceso. También dijeron que Georgia debe prestar mas atención a la antiguas variedades de viñas, las que están casi olvidadas y las que serán una garantía del establecimiento del vino Georgiano en el mercado mundial.